UNA NOCHEVIEJA CUBANA

Con la Nochevieja a la vuelta de la esquina vamos preparándonos para despedir un año que se va y también para recibir al que viene.
Como cada país tiene sus costumbres, nosotros tenemos las nuestras y es por eso que en estas vísperas, queremos compartir con todos vosotros algunas de ellas.

Que no falte la música
Los vecinos salen a cantar a la calle a ponerle la banda sonora a este día y como en Cuba rara vez se celebra algo en silencio, cuanto más alto es el motivo de celebración, más alto va a ser el volumen de la música y es por tanto que el 31 la algarabía es bastante mayor que el resto del año.

Los platos típicos
En la mesa no puede faltar el cerdo asado, arroz moro o arroz blanco con frijoles negros, yuca con mojo, viandas fritas, ensalada y de postre pannatela borracha.

“Crema de Vie”
Un licor muy típico imprescindible en la cena de Nochevieja. Proviene de una mezcla entre el castellano y el francés y su significado vendría a ser Crema de Vida.
– Ingredientes:
1 taza de agua
1 taza de azúcar.
Canela, anís o nuez moscada
2 huevos
½ cucharadita de sal
1 ½ taza de leche condensada
¾ taza de Elixir de Ron Legendario
– Instrucciones
Haz un almíbar grueso con el agua, azúcar, canela o nuez moscada. Déjala refrescar. Bate los huevos con la sal hasta que estén bien espesos. Añádele el almíbar (frío) la leche condensada y el ron. Bátelo de 2 a 3 minutos mas o hasta que este bien cremosa. Sírvela bien fría con hielo picado.

Para empezar el año con buen pie
A las 12 de la noche en un cubo lleno de agua se echa colonia o hielo y con los dedos se “salpica” cada esquina de la casa. Una vez terminado este ritual, se echa el cubo por la ventana limpiando así lo malo y asegurando lo bueno.