¿POR QUÉ ES FAMOSO EL RON CUBANO?

 

 

Cuando pensamos en Cuba, en lo primero que pensamos es  en playas de aguas color turquesa, puros, tabaco y ron.

En cualquiera de sus variantes, no hay bebida que dé más fama a la isla más grande de Las Antillas que el ron, base de los más famosos cocteles de Cuba como el Cuba Libre, el Mojito y el Daiquiri.

Su clima tropical y su suelo propician el crecimiento de la caña más dulce: la caña de azúcar, el principal ingrediente de esta bebida. Su historia, empieza a la vez que la de la propia historia de la isla cuando Cristóbal Colón la lleva en su segundo viaje y los habitantes de la misma, empiezan a elaborar su jugo fermentándolo y dando paso a la tafia, el antepasado de lo que hoy conocemos como ron.

Según algunos historiadores, la “globalización” del ron y el conocimiento de su nombre fue gracias a los famosos piratas y corsarios entre los que se incluye a uno de los más conocidos: Francis Drake.

Una vez extendida la fama de la bebida por todas las partes del mundo, no fue hasta a partir del año 1.800 en la que el espirituoso empieza a recibir adelantos como los alambiques de cobre y su refinamiento para obtener una más alta calidad.

Y es así como ha llegado hasta nuestras manos nuestro más preciado tesoro, un tesoro que gracias a viajeros, isleños y piratas podemos  saborear desde 1946.